La Junta de Impuestos de California anunció un alivio para los contribuyentes al extender el plazo para presentar las declaraciones de impuestos estatales al 15 de julio de 2020 para los afectados por COVID-19.