Muchos creen que los latinos con diabetes tipo 2 no hacen suficiente ejercicio. Sin embargo, este estudio encontró que los participantes latinos adultos eran moderadamente activos, probablemente debido a su actividad en su trabajo.

Más información sobre el nivel de actividad física en latinos con diabetes

En los Estados Unidos, la taza de diabetes tipo 2 es casi el doble en los latinos de México en comparación con los blancos no latinos. Sabemos que hacer ejercicio y disminuir la cantidad de tiempo sentado puede mejorar en gran medida la salud de los latinos con diabetes. Los beneficios incluyen pérdida de peso, mejor control del azúcar en la sangre, menor riesgo de enfermedad cardíaca y mejor salud mental. Mucha investigación actual indica que muchas personas con diabetes tipo 2 no hacen suficiente ejercicio. El programa de investigación Mil Familias en Sansum Diabetes Research Institute midió los niveles de actividad en un grupo de adultos latinos con diabetes tipo 2. Los trabajadores de salud comunitarios bilingües capacitaron a los participantes del estudio sobre cómo usar dos monitores de actividad física. Los participantes llevaban un «Actigraph» (un cinturón que se usa para la investigación) en la cadera y un «Fitbit» (un reloj que usa el público) en la muñeca. Estos midieron sus pasos diarios y también la cantidad de energía / calorías que quemaron. Los participantes llevaron estos monitores durante 24 horas al día durante 7 días. Además, los participantes reportaron su nivel de actividad física en un cuestionario de pictogramas en español.

Muchas personas creen que los latinos con diabetes tipo 2 son muy inactivos. Sin embargo, los resultados de este estudio mostraron algo diferente. Por ejemplo, solo el 10% de los participantes eran sedentarios según su Fitbit. Además, este estudio encontró que la cantidad de actividad física de los monitores portátiles mostró niveles moderados de actividad física. La mayoría de los participantes hacían un promedio de 5,000 pasos por día o más. Hubo algunas diferencias interesantes entre hombres y mujeres. Por ejemplo, entre las mujeres, la actividad física y las calorías quemadas fueron mucho más bajas los fines de semana que entre semana. En contraste, los hombres mantuvieron un nivel uniforme de actividad física durante toda la semana. Esto podría deberse a los trabajos específicos de los hombres y a continuar trabajando los fines de semana. En general, los participantes reportaron actividad física relacionada con el trabajo, no del ejercicio fuera del trabajo. En general, los participantes cumplieron o estuvieron muy cerca de alcanzar la meta recomendada de 10,000 pasos por día.

En resumen, sabemos que los bajos niveles de actividad física aumentan el riesgo de diabetes tipo 2. De hecho, hacer cualquier cantidad de actividad física tiene algunos beneficios para la salud de las personas con diabetes. Este estudio encontró que el nivel general de actividad física era alto en los participantes latinos con diabetes tipo 2. Estos hallazgos desafían la idea de que esta población no hace suficiente ejercicio.


Consulte nuestra página de recursos para obtener más información sobre los latinos y la diabetes.

[Abstract Link]

Foto cortesía  Mil Familias © 2018