Para los adolescentes, pasar mucho tiempo frente a la pantalla está relacionado con una mayor probabilidad de beber refrescos y bebidas “de energía,” lo que puede conducir a una mala salud.

Más información sobre los refrescos, los aparatos electrónicos y la diabetes

Es de conocimiento común que beber refrescos, bebidas energizantes, y otras bebidas endulzadas con azúcar son perjudiciales para la salud humana y pueden provocar obesidad, diabetes, falta de sueño y enfermedades dentales. Aunque en general la popularidad de estas bebidas ha disminuido desde principios de la década de 2000, estas bebidas aún crean problemas de salud importantes específicamente para la población adolescente en los Estados Unidos.

Desde 2013 al 2016, ha habido una tendencia a la baja en el consumo de bebidas energizantes y de refrescos. Sin embargo, los investigadores de este estudio encontraron una relación directa entre cuánto tiempo pasa un adolescente usando dispositivos electrónicos (especialmente viendo televisión) y una mayor ingesta de bebidas de azúcar y cafeína. Esto significa que cuanto más minutos pasan los adolescentes mirando tele, por ejemplo, aumenta la probabilidad de que beban una mayor cantidad de refrescos y bebidas energizantes. ¿Por qué es esto? Los investigadores piensan que podría ser porque cuando estás frente a una pantalla, es más probable que comas y comas de manera distraída.

El consumo de muchos refrescos y bebidas energizantes puede causar aumento de peso además de un mayor riesgo de diabetes. Mucho tiempo frente a la pantalla entre los adolescentes está relacionado con un estilo de vida sedentario, una menor actividad física y un aumento de la ansiedad y la depresión.

Para concluir, los investigadores sugieren abordar los factores de estilo de vida (como son menos tiempo mirando televisión y menos tiempo usando aparatos electrónicos) a través de asesoramiento u otros programas de salud para ayudar a reducir el consumo de azúcar y cafeína, especialmente para los adolescentes jóvenes. Al limitar el consumo de refrescos, podemos mejorar la salud de esta población e incluso prevenir la diabetes. Para los latinos con diabetes, este estudio es extremadamente importante porque los jóvenes de minorías, incluidos los latinos, tienden a beber más bebidas endulzadas con azúcar que sus pares blancos no latinos, y tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes en general.


Consulte nuestra página de recursos para obtener más información sobre los latinos y la diabetes.

[Abstract Link]

Foto cortesía de Steinar Engeland en Unsplash.