El aumento de la muerte relacionada con la insuficiencia cardíaca puede relacionarse con el aumento de la diabetes y la obesidad.

Más sobre la muerte por insuficiencia cardíaca

La muerte prematura por problemas relacionados con el corazón se está volviendo mucho más común en todo el país, especialmente entre los jóvenes estadounidenses entre 35 y 64 años de edad. De hecho, alrededor de 5.7 millones de adultos en los Estados Unidos tienen insuficiencia cardíaca. La insuficiencia cardíaca es una afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo, lo que provoca cansancio, debilidad, disnea e hinchazón de las piernas y el abdomen. Una de las causas más comunes de insuficiencia cardíaca es la presión arterial alta. La investigación ha encontrado que la insuficiencia cardíaca es más común en personas obesas o con sobrepeso porque este peso adicional ejerce una gran presión sobre el corazón. ¿Cómo se aplica esto a las personas con diabetes? Bueno, hay un fuerte vínculo entre la diabetes y las enfermedades del corazón. Por ejemplo, las personas con diabetes tienen un riesgo mucho mayor que el promedio de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral que las personas sin diabetes. Además, las personas con diabetes a menudo tienen presión arterial alta, que es un gran factor de riesgo para desarrollar insuficiencia cardíaca.

Este estudio encontró que más adultos jóvenes están desarrollando insuficiencia cardíaca. La razón de este aumento está relacionada con la epidemia de obesidad y diabetes. Además, la muerte causada por insuficiencia cardíaca está aumentando más rápidamente entre los adultos negros en comparación con los adultos blancos. En general, los latinos no tienen insuficiencia cardíaca tanto como los no-latinos; sin embargo, es importante tener en cuenta que la enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte para las poblaciones latinas. Curiosamente, las tasas de muerte por insuficiencia cardíaca disminuyeron de 1999 a 2012, pero luego aumentaron considerablemente en los años más recientes de 2012 a 2017. Este aumento reciente en la muerte por insuficiencia cardíaca también se vincula con el aumento de la diabetes. Más y más, las personas más jóvenes están desarrollando la presión arterial alta, que es un gran factor de riesgo para la diabetes y, más Adelante, para la insuficiencia cardíaca. Los médicos que llevaron a cabo este estudio alientan a las personas con presión arterial alta a programar un examen médico y preguntar a su doctor acerca de las opciones para reducirla. Estos investigadores llamaron a los resultados «un llamado a las armas» porque aún queda mucho trabajo por hacer en la educación de salud pública para disminuir la muerte temprana relacionada con la insuficiencia cardíaca.


Consulte nuestra página de recursos para obtener más información sobre los latinos y la diabetes.

[Abstract Link] 

Foto cortesia de Mayur Gala en Unsplash.