Un poco de actividad es mejor que nada de actividad. Prescribiendo ejercicio de cardio es una manera de prevenir que los jóvenes con sobrepeso y obesidad desarrollen la diabetes tipo 2.

Más sobre prescribiendo ejercicios para prevenir la diabetes:

En niños en los estados unidos, la obesidad está aumentando. De hecho, una tercia de niños en edad de escuela primaria está sobrepeso o tienen obesidad. Los factores de riesgo específicos que desarrollan diabetes tipo 2 en jóvenes incluyen estar sobrepeso, pertenecer a una minoría étnica, y tener una historia familiar de diabetes. Esta investigación estudió cuánto ejercicio necesita uno para hacer una diferencia en prevenir la diabetes tipo 2 (como es medido por la resistencia a la insulina). Este estudio comparó 3 grupos de niños con sobrepeso u obesidad, la mayoría de quienes tenían prediabetes, en quienes tuvieron una variedad en la cantidad de ejercicio cardio/aeróbico. El primer grupo hizo ejercicio intensamente por 20 minutos al día; el segundo grupo hizo ejercicio con la misma intensidad por 40 minutos al día; y el tercer grupo no hizo nada de ejercicio. Los niños en los primeros 2 grupos participaron en exactamente el mismo tipo de ejercicio intense para elevar los latidos del corazón, incluyendo activadas como correr, jugar a los encantados, y completar pistas de obstáculos.

Los resultados fueron muy sorprendentes para el equipo de investigación, dirigido por Dr. Catherine Davis en El Colegio Médico de Georgia. Ella esperaba encontrar que esos que hicieron ejercicio por 40 minutos tuvieran mayores aumentos en prevención de diabetes que el grupo que solamente hizo ejercicio por la mitad del tiempo. Sin embargo, ella encontró que el efecto era el mismo en los dos grupos de ejercicio con alta dosis y baja dosis. Entonces, 20 minutos al día son suficientes para realmente hacer una diferencia en el riesgo de diabetes si los latidos del corazón están elevando. Por supuesto, ella encontró que si la meta es perder peso, entonces entre más tiempo haga un niño ejercicio, más grasas perderá y más calorías quemará. Por estos resultados, los investigadores recomiendan que las escuelas incorporen pequeñas dosis de ejercicio intense para los estudiantes en el día escolar para que los niños no estén sentados todo el día. Cualquier actividad es mejor que nada de actividad. Si sus latidos de corazón elevan, entonces 20 minutos es todo lo que necesita. Incluso, interrumpir el estar sentado con simples actividades físicas ha demostrado ser muy útil en la salud general y nivel de estado físico.

Elevando su ritmo cardiaco constantemente tiene beneficios mayores, no solo para su salud física, pero también para su salud cerebral, habilidad cognitiva, estado de ánimo, y felicidad. Para prevenir la diabetes tipo 2 exitosamente, necesita haber un cambio en el estilo de vida, pero tampoco necesita ser una gran transformación. Un cambio pequeño puede hacer una gran diferencia. Los investigadores de este estudio sugieren que los doctores comiencen hablando sobre la actividad física con sus pacientes y evaluando su nivel de estado físico con propósito de prevención.

[Abstract Link]

Foto cortesía de  Mil Familias © 2018