Para las personas con sobrepeso u obesidad y diabetes tipo 2, tomar licuados (como SlimFast) en lugar de comer platillos principales puede llevar a significante pérdida de peso.

Mas sobre licuados y pérdida de peso:

La dieta puede desempeñar una función en ayudar a las personas con diabetes manejar su peso. Hay muchas dietas diferentes que pueden beneficiar a las personas con diabetes y puede mejorar la salud en general. En términos de pérdida de peso, unas de las dietas más populares que ayudan a las personas con diabetes tipo 2 a perder peso incluyen una dieta vegetariana, dieta DASH [Enfoques Dietéticos para Detener a Hipertensión], dieta Atkins, dieta Weight Watchers, y la dieta Zone. Esta investigación estudió específicamente una dieta que usa reemplazos líquidos de comidas (como SlimFast y licuados Glucerna SR) y encontró que personas con diabetes tipo 2 bajaron de peso.

Cuando personas con sobrepeso o con obesidad y diabetes tipo 2 beben un licuado en lugar de una comida, pierden peso. De hecho, las personas con diabetes usando licuados para reemplazar comidas perdieron más peso que esas personas siguiendo una dieta más tradicional baja en calorías. Además, el grupo bebiendo licuados disminuyó su índice de masa corporal y su presión arterial. Hubo otros mejoramientos en grasa corporal, circunferencia de la cintura, nivel de A1c, glucosa en la sangre en ayunas, e insulina en ayunas también.

¿Entonces, cómo funciona? Estos reemplazos líquidos de comidas son una mezcla de carbohidratos, grasa, y proteína, junto con otras vitaminas y minerales. Estos licuados se pueden usar para reemplazar una o dos comidas principales en adicional a comer frutas, vegetales, y nueces para asegurar que está consumiendo calorías suficientes. Este estudio demuestra que esto es otra herramienta para las personas con diabetes para ayudarles alcanzar sus metas de pérdida de peso. De hecho, la Asociación Americana de Diabetes incluye recomendaciones para el uso de reemplazos de comida para manejar la diabetes; sin embargo, se necesitan más investigación. En conclusión, los reemplazos líquidos de comidas definitivamente tienen un lugar en poder impulsar pérdida de peso y mejorar la salud para los latinos y otros viviendo con la diabetes.

[Abstract Link]

Foto cortesía de Josh Sorenson at Unsplash.